21 de marzo de 2014

CARTA AL TAJ MAHAL



Adiós querido Taj Mahal, lo siento, lo siento muchísimo, pero no nos conoceremos. Sabes que llevo años queriendo conocerte, tocar tus paredes, pasear por el charbagh y sentarme, al lado del estanque central para mirarte, en silencio, disfrutándote y sintiéndote  con la mirada. Sabes lo especial que eras para mi, eras el sitio mas romántico en el que me podía imaginar paseando, me emociona solo imaginarlo, pero nunca ocurrirá, lo he decidido, lo tengo claro, NO, no vamos a conocernos y lo peor de todo, es que seguramente nunca lo haremos, nunca te tocaré, nunca pasearé por tus senderos y nunca, nunca me sentaré al lado de tu gran estanque. Lo siento pero ya está decidido y tu más que nadie, sabe lo que me duele tomar está decisión.

Han sido muchos años pensando en el viaje. La India me llama la atención, como a todo el mundo, por lo exótico, pero el verdadero motivo del viaje eras tú. Tu historia de amor ha conmovido a millones de personas, yo incluida, pero ¿sabes que ha pasado? Que tú historia de amor ya no me la creo, no puedo. Esa historia de amor ha dejado de tener significado para mi, ha dejado de existir.

Para mí, ahora eres un complejo monumental, majestuoso, impresionante, pero eres un complejo frío, sin historia por que la historia que cuentan sobre ti no es cierta. No te enfades conmigo, pero hay una realidad que tú, con todos tus años no conoces. Es una realidad que no tiene nada que ver contigo, pero como ocurre en estos casos, te afecta directamente. Déjame que te explique brevemente esa realidad y así, quizás, entenderás un poco los motivos de esta carta y de este adiós.            

La India es un país cruel que no entiendo ni quiero entender. ¿Sabes que en tu país, a tu alrededor, muere gente de hambre? ¿Sabes la cantidad de niños que mueren por enfermedades que una simple inyección evitaría? ¿Sabes la cantidad de niños que en lugar de jugar y estudiar trabajan de lunes a domingo en jornadas interminables?

Duro, ¿verdad?

¿Sabes que tenéis un sistema de castas por el que los de las castas mas bajas son y serán escoria por los siglos de los siglos?

Y tenéis consejos tribales, ilegales, pero consentidos por todos. Los consejos tribales los monta el jefe del pueblo junto con otros vecinos, claro todos hombres, y sus decisiones son injustas y atroces. Como siempre, desde antes que tu existieras, la peor parte de las decisiones de estos consejos recaen sobre las mujeres. 

Imagina que tengo un amigo de otro pueblo, de momento no es un noviazgo, es solo amistad. Pues si el inhumano, del jefe del pueblo, reunido en consejo decide que esa amistad es una afrenta a la comunidad, puede condenarme a ser violada en masa por ellos y/o por mas hombres, por mis vecinos!!!! Por los que me han visto crecer y jugar con sus hijos, por los que han venido a casa de mis padres a celebrar mi nacimiento, si, por todos ellos. Y nadie dice nada, y nada hace nada, todos acatan, son hombres despiadados. ¿Y el chico del pueblo vecino? bien gracias, en su pueblo tranquilamente si no es que participa también en la violación. Menudo crimen ¿verdad? Tener un amigo de otra comunidad, pueblo y/o casta es un crimen que merece ser castigado duramente, pero el castigo solo se le aplica a la mujer.

Pues esto ocurre, ocurre a tu alrededor, en tu país, y hace, que para mi, tus muros se vuelvan fríos.  

Podría contarte mil juicios de estos consejos, todos diferentes, todos gravísimos, pero todos con el mismo fin, la violación de una mujer o niña por parte de sus vecinos. Pero hay mas queridísimo edificio frío, ¿sabes que si mi hermano se “ennovia” con una chica de una casta superior, ese consejo puede condenarme a ser violada? A mí que soy su hermana y que con 14 años poco me importan los amoríos de mi hermano. 

Y ahora que sabes un poco más de la realidad que te rodea, ¿Qué piensas? ¿Entiendes los motivos por los que no nos conoceremos? Déjame explicar solo una pequeña historia, es tu propia historia pero con unos pequeños cambios en las castas de los protagonistas:

Sha Jahan sigue siendo muy rico, pero no es emperador, y es de una casta inferior a la de su querida esposa Mumtaz Mahal. El jefe del pueblo se entera de esta relación y organiza un maldito consejo tribal. ¿Qué hubiera pasado? Seguramente tú existirías de todas formas, pero la hermana de Sha Jahan habría sido violada por diez vecinos, como castigo a un amor entre castas distintas.

¿Palideces? No, no lo hagas, ya eres pálido de por si,  y además tu no tienes la culpa. Solo quería que entendieras los motivos por los que no puedo visitarte. No puedo pasear por tus alrededores y ver a mujeres y niñas que en cualquier momento pueden ser brutalmente violadas por sus vecinos, por unos crímenes tan horrendos como la amistad o el amor. ¿Entiendes que todo lo que te rodea hace que ya no me crea tu historia?

Queridísimo Taj Mahal esta es una carta de despedida, que deja un deseo en el aire: Deseo, en algún momento de mi vida, poder conocerte, ya no por verte a ti, si no porque eso significará que la India ha cambiado.

Raquel 

4 comentarios:

  1. +1
    ya te lo dije en otro post... un sitio donde adoran a las vacas y se permite tanta barbarie... no se ni como existe ese pais. Eso lleva pasando desde hace tantos y tantos años... no se como la gente ha pensado nunca en ir a un lugar asi. Lastima de toda la gente inocente que lo sufre, como siempre. Y lo peor es que se siga permitiendo. Sociedades evolucionan, sociedades involucionan y sociedades aun siguen en el epoca de los dinosaurios.

    feliz dia

    ResponderEliminar
  2. Me has hecho enmudecer con tu relato Raquel. Una vez más. Gracias por compartir estos pensamientos que tienes con los que te leemos. Muchas gracias.

    Carlos

    ResponderEliminar
  3. que bonito, que cruel y que real al mismo tiempo. La verdad es que la India es un sitio que nunca me he planteado visitar. Toda esa pobreza y toda esa desigualdad no me apatece verla y mucho menos fotografiarla como hacen la mayoria de turistas que van allí. Es increíble que un país no evolucione en una cosas y si lo haga y mucho en otras.....La India tiene armas y centrales nucleares, por ejemplo

    ResponderEliminar
  4. Genial entrada Raquel !! Y genial reflexión sobre los motivos de tu despedida hacia ese lugar que muchos, entre ellos yo, hemos soñado en visitar y vivir su majestuosidad, no ya en riqueza, si no en espiritualidad... Pero con tu carta de despedida, la espiritualidad realmente desaparece totalmente y queda tan sólo la fachada !! Una entrada genial...

    Besazos
    Sandra

    ResponderEliminar