22 de octubre de 2013

MI PISCINA....MI TESORO....

Lo único bueno de este insípido mes de octubre, es el cumpleaños del Señor de Burgos, y que he vuelto a nadar.


No es que llevara mucho tiempo sin hacerlo. Más o menos desde principios de septiembre. Poco a poco el Spinning, ya sabéis de mi otra afición, le ha ido comiendo terreno a la natación, hasta el punto de no pisar la piscina durante casi un mes, y sí doblar clases en spinning (¡OEEEEEE Pepy!!!).

Así es que tenia que buscar una excusa para volver a nadar,  y la he encontrado.....me he comprado unas manoplas!! O manos de pato!!

La sensación al nadar con manoplas es WUOW!!. No hay descanso. En cada brazada notas  como te arden los hombros, y notas tensos esos músculos de la espalda que jamás pensaste que tuvieras!!! Cómo se llamaran???

El regreso ha ido de la siguiente manera:

Me coloco mi gorro azul metálico, de un novedoso material, marca-modelo "NuncaSeTeMojaráElPeloMientrasNoTeMetasEnElAgua". Me ajusto las gafas, y rezo para que no haya conflictos entre nosotras. Las gafas son como la ruleta rusa....o no entra ni una gota, o te pueden inundar el ojo como si estuvieras viendo Ghost con ellas.

Conecto el mp3, me coloco las manoplas, y empiezo a nadar. Uno, dos, tres, izquierda, uno, dos, tres, derecha. No nos olvidemos de la tracción ni del recobro, con sus consabidos barridos: descendente y agarre, dentro y ascendente... Importantísimos!!  Poco a poco voy desconectando, hasta que solo escucho a Jon y a los músculos de mi  espalda. 

Un largo, dos, tres. Bien, llevo un ritmo cojonudo. No he perdido la forma. Cuarto largo, quinto, uffffff... la forma? qué forma??  creo que la he perdido por completo! Voy a parar en el siguiente largo, entre recobro y barrido, no, entre recobro y agarre, ay no, Mierda! ya no sé ni nadar! Las cosas se me están complicando. Acaba de entrar en la piscina el monitor que lleva casi un año viendo como me deslizo como Esther Willians en la piscina... No puedo abandonar! Dañaría mi imagen! Sigo nadando. Intento entre el momento dos y tres de respiración, levantar la cabeza y comprobar que realmente es el técnico, pero hoy tocan gafas Ghost.... Mi gozo en un pozo. No veo una leche. Y encima tengo el ojo inyectado en sangre por culpa del cloro.

Tengo que relajarme. Sigo nadando. Mientras suena Born to be my baby, y con el esfuerzo al que te obligan las  manos de pato, empiezo a fantasear. Mi espalda...guauuu la noto....así......triangular...atlética, musculada...lo que se dice cachas! Y entonces me da la risa y casi me ahogo... Yo cachas??? Pero sí, y como es mi fantasía y continúo con las super manoplas alías "si las llevas puestas serás como Hulk"  continúo visualizando una espalda estilo Phelps.

Y entonces mi mente va a más....y ya sabéis mi debilidad por las tintas de colores.... y fantaseo...pero fantaseo mucho...muuuuuuucho mucho mucho...porque llego a visualizar un gran dragón tatuado en mi super espalda! O un tigre...siempre me quedó el gusanillo del tigre. Hubal me enseñó un papiro japonés, de uno de sus viajes. Es único, original... Pero Hubal  se fue a Cádiz. Creo que eso fue lo que "me salvó" de no tener tatuado ni el tigre ni/o el dragón.... Mi madre puede seguir respirando tranquila....Claro que Hubal tiene que volver....y yo....y el tigre.....y mi espalda de Hulk...... fantaseo, fantaseo....

Termino de nadar con We Weren't Born To Follow. Bueno, no ha ido mal del todo. 30 minutos a crol. Bien, bien. Aunque tengo que recuperar mi marca.  Me quito las manoplas, estiro y salgo de la piscina. De repente me invade una sensación. Todo el mundo me está mirando. Ostras! Se me clareará el bañador??? Ah, no! Es el tigre tatuado en mi espalda triangular, fantaseo, fantaseo....


Raquel 

No hay comentarios:

Publicar un comentario