9 de julio de 2013

TENGO UNA CITA.....¿SERÁ CON MR. GREY O CON MR. GREGORIO?

No. Hoy no voy a recomendaros ningún libro, lo que voy a hacer es explicaros mi relación con Grey y con Gregorio...
 
El verano pasado leí a Cincuenta. La situación no era la más apropiada....Estaba sola... con mis peques... en la costa. Y mi marido, de Rodríguez en Barcelona. Esta situación duró una semana, tiempo más que suficiente para leer los dos primeros volúmenes.

 
La lectura de las 300 primeras páginas, fue en plan WUOOOWW, WUOOOOWWW, WUOOOOOWWWWW. Cada dos páginas llamaba a mi marido: " Cielo....de verdad que te es imposible cancelar la reunión y venir HOY aquí, ahora mismo??? Si si, ya sé que es una reunión importante... Vale vale, me hago cargo....ya no te llamaré más. Lo prometo. Si, esta vez es de verdad....olvida las 70 promesas anteriores....".
 
Al estar en la costa, siempre hay una solución alternativa: " Niñossssssss, coged las cosas que nos vamos a la playa a refrescarnos!!! Pero mami, si son las ocho de la mañana!!! Bueno, es igual! He dicho que nos vamos a la playa y nos vamos a la playa! Y no me repliques niña!
 
Lamentablemente, esta "dulce agonía" sólo dura 300 páginas aproximadamente. Son las que necesitas para dejar de ponerle ojitos a las hortalizas y verlas realmente como lo que son... Y es que GREY no existe. Y en mi opinión, esta trilogía no es el primer libro erótico para mujeres.
 
Primero, los personajes: Nosotras no somos Anastasias, gracias a Dios. En las relaciones con nuestras parejas, no lo tenemos todo controlado, VIVA LA IMPROVISACIÓN!!!! Ellos tampoco son Grey. No soportaría a un hombre que se despierta y no sé lo que va a hacer. Si montarme un pollo, o regalarme un brillante.
 
Segundo, la narración: La autora no deja ni un solo detalle a la improvisación. Antes de cualquier encuentro Grey-Anastasia, nos explica detalladamente que la chica se ha cepillado concienzudamente los dientes y que se ha hecho la pedicura francesa. Por favor, en esos momentos da igual si estoy despeinada o si me sobresale un michelín haciendo el molinillo de viento* del Kamasutra. Me da igual, solo quiero disfrutar el momento y pasármelo bien!!
 
Y para terminar, "pecho". Por favor....como es posible que en un libro erótico salga pecho en lugar de teta. Puede que a los Americanos la palabra pecho les ponga, y si sale en la Super Bowl les vuelva locos, pero aquí, entre nosotr@s, donde se ponga una teta en lectura erótica......
 
Y que deciros de Gregorio ( Cincuenta sombras de Gregorio, de Rossella Calabró). Gregorio es algo más real que Grey, aunque compadezco a la Sra. de Gregorio... Si tuviera que elegir, y los dos existieran, me quedaría con el Sr. Lotengotodocontrolado Grey.  A ver...tonta del todo no soy...

Gregorio es un libro muy recomendable, porque te va a arrancar mil y una carcajadas. Es una comparativa irónica entre los dos personajes. Realmente la escritora lo ha bordado. Yo me lo he leído en el metro, y no podía controlar la risa. Como dice un buen amigo mío, por las mañanas deben decir, ahí viene la loca del metro ( en vez de la loca de los gatos).
 
No puedo aconsejaros ningún libro erótico para mujeres. Lo que si puedo hacer, es recomendaros una película. A mí me pareció la película más erótica y más orientada a mujeres que he visto. El título: Laura está sola.
 
Que la disfrutéis.
 
Raquel
 
* La postura del molinillo es real....y sale en San Google!!!
 
 
 
  
 
 


4 comentarios:

  1. 8 de la mañana, ola de calor a la vista y empiezo con muchas risas. Gracias por la contribución

    ResponderEliminar
  2. Acabo de leer el post y me ha encantado (aunque con retraso porque en julio no sabía que podía sentarme un rato con vosotras en vuestro estupendo sofá).

    Completamente de acuerdo contigo, en temas eróticos los americanos no nos llegan ni a los dedos de los pies. Me he reído mucho con lo del michelín y lo de "teta" , como siempre me habéis hecho pasar un buen rato. Gracias Raquel y Elena por vuestro blog¡

    ResponderEliminar