15 de julio de 2013

E-BOOK VS LIBRO TRADICIONAL

Muchas son las opiniones entres los fans incondicionales al libro convencional, el de papel, el de toda la vida frente al libro electrónico que a un ritmo vertiginoso está cogiendo adeptos por donde pasa. A continuación, os retransmitimos un debate sobre este tema. Quién creéis que es fiel al papel y quién se ha pasado a "lo electrónico"? Descúbrelo en el siguiente cara a cara.


Elena: ¿Sabes Raquel? Hoy hace un añito que tengo el ebook de Kindle, és genial, ¿Estás segura que no te quieres pasar al formato electrónico? Desde que lo tengo no paro de leer a todas horas y en cualquier sitio.

Raquel: Hola Elena! Gracias, pero de momento seguiré fiel al libro en papel. sin preocuparme de baterías bajas. Además, para mí, el aroma de las hojas de un libro nuevo es insustituible, y poder pasarlas a mano en un mundo tan informatizado, es un pequeño placer que no quiero perderme, no crees?

Elena: Pues la verdad es que no, el ahorro del peso y el hecho de que nunca te vas a perder de página sustituyen en toda regla al aroma de un libro nuevo. Sabes que la batería puede durar unos 30 días sin tener que enchufarlo haciendo un uso normal?

Raquel: 30 días no son nada ante la batería inagotable de un libro en papel. Ganas en calidad de vida. Si se cae, no pasa nada. Si se moja, tampoco, como mucho que se abomben un poquito las hojas. Mínimo cuidado en la playa, si le cae arena, se sacude. Bastante tengo con controlar el móvil!

Elena: Pero... A caso el libro en sí mismo no tiene una batería limitada de páginas? Dime, cuando estás fuera de casa y se te acaba el libro, qué haces? No siempre es fácil preveer cuando terminarás un libro.

Raquel: Bueno, los lectores habituales, en épocas vacacionales solemos proveernos de los libros que leeremos en ese tiempo. Durante el resto del año, estando en Barcelona, cerca de casa, el riesgo desaparece. Y por si esto fuera poco, realmente es un lujo llegar a una ciudad desconocida e ir a una de sus librerías a comprar libros. Conoces los gustos de ese país y las tendencias literarias.

En lo que sí estoy de acuerdo contigo, es en el hecho de que el e-book es más práctico que el libro convencional. Pero tu estarás de acuerdo conmigo en que con el e-book se pierden momentos muy especiales. Has asistido a una firma de libros alguna vez? Yo sí, y me fascinó. O en Sant Jordi, donde ves a autores reconocidos mundialmente, a tan sólo un par de metros de ti, firmando sus ejemplares. Y que me dices del libro en la mesilla de noche?? Piensa en esa imagen. Lo sustituirías por un e-book con 1.700 libros en su interior??

Elena: Si te digo la verdad, reconozco que el e-book en un primer momento te da la sensación de que te pierdes hechos cotidianos relacionados con la lectura. Pero, a caso alguien me ha prohibido visitar una librería o pasearme por las calles de Barcelona en Sant Jordi? Soy la primera que entro en una librería y me puedo quedar horas observando y anotando los próximos en mi lista. Creo que todo es compatible y que para mí lo práctico del e-book hace que en un momento dado lo prefiera antes que el papel, sobretodo por el peso. Ya llevo suficientes cosas en el bolso como para llevar un libro!


Raquel: En este aspecto, estaremos siempre de acuerdo. El e-book es mucho más práctico que el libro tradicional, pero es un formato que sigue sin convencerme. Así que mientras sea posible, seguiré apostando por el libro en papel, ya que la satisfacción que me ofrece, supera con creces las posibles incomodidades que presenta. No quiero e-book. Poder contarle un cuento a mis hijos, y que estos pasen las páginas y ver sus caras ante los dibujos plasmados en papel, es algo que no quiero perderme. Así que de momento, para mí y los míos, e-book no.

No hay comentarios:

Publicar un comentario